Archivo > Otras publicaciones

¿Es la respuesta un gobierno de derechas en Israel?

Por Henry Siegman (16/03/2009) Otras publicaciones

Monigotes de la Ministra de Asuntos Exteriores Tzipi Livn, del primer ministro designado Benjamin Netanyahu y del ministro de Defensa Ehud Barak (R) durante las festividades de Purim.  (J.Guez/AFP/Getty Images).

Existe la opinión generalizada de que un gobierno israelí de derechas, dirigido por Benjamín Netanyahu, no conduciría sino a poner el punto final a la posibilidad de una solución al conflicto palestino-israelí en base a la existencia de dos Estados. A la luz de la continua expansión de los asentamientos israelíes en Cisjordania, que Netanyahu ha prometido acelerar, ningún otro resultado parece concebible. Sin embargo, Henry Siegman argumenta que sólo un gobierno de derechas del tipo del que ahora se pone en marcha por Netanyahu es el que sostiene la esperanza de viabilidad para un Estado Palestino,en donde resulta crucial el cambio de la política estadounidense para Oriente Medio de faciltadora a la de intervención activa.

Dada la inminente desaparición de una solución basada en la existencia de dos Estados y la dependencia militar y diplomática de Israel de Estados Unidos (una dependencia que sólo ha aumentado con la creciente animadversión contra Israel en la región y fuera de ella), resulta más factible que un presidente estadounidense que esté dispuesto a decir "¡basta!" a los dos adversarios ofreciéndoles unos parámetros claros dentro de los cuales alcanzar un acuerdo de estatus permanente pueda hacerlo mientras haya en Israel un gobierno recalcitrante de derechas más que con un gobierno de centro encabezado por dirigentes que dicen pretender poner fin al conflicto.

Descargue la versión completa de esta publicación, disponible en:
Español (32 kB)

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de cookies.

Aceptar